7 cosas ricas de las que comer “toneladas” sin que se entere la báscula 2da Parte.

publicado en: Blog | 0
Manzana saludable
Comer sin remordimientos.

Origen: ¡Publicar esto!

© Proporcionado por Prisa Noticias

4. Manzana liofilizada (es decir, crujiente)

Su textura crujiente, al contrario que la fruta deshidratada, la hace más suculenta como aperitivo. Este secado por congelación de la manzana mantiene viva sus cualidades organolépticas, y no suma calorías (una manzana solo tiene 35). Un estudio de Cell Press concluyó que unas dosis elevadas de magnesio “mejoran la capacidad de aprendizaje y la memoria” (la manzana tiene 5 miligramos por cada 100).

5. Rodajitas de zanahoria con limón y cayena

Sí, a veces las verduras nos proporcionan un verdadero placer simplemente presentándolas de diferente manera. Preparar un aperitivo con un plato de rodajas de zanahoria es realmente recomendable y apetecible. Su alto contenido en agua nos refrescará y, de nuevo, el bocado crujiente nos satisfará plenamente. “Añadiendo unas gotas de zumo de limón o vinagre, algunas escamas de sal de mar y hasta una pizca de cayena, disfrutaremos del mejor aperitivo”, comenta Blanca Galofré, coach nutricional.

6. Algas

Son la última obsesión por parte de los amantes de una dieta sana y una solución sabrosa. “Los aperitivos de algas acaban con el antojo de algo salado a cambio de muy pocas calorías (1 ración: 25 calorías) y un montón de nutrientes, incluyendo minerales como el magnesio y el calcio”, dice Keri Glassman. La OMS recomienda el consumo de variedades como la espirulina. Y según la nutricionista Dana James, postgradiada en Nutrición Clínica, “su contenido en yodo impulsa el metabolismo, mejorando la función del tiroides”. No solo no engordan, sino que la Universidad de Copenhague vislumbró en 2011 que las fibras de su variedad marrón ayudan al adelgazamiento. Su revestimiento de aceite de oliva, que además previene la disfunción eréctil, aporta una dosis de grasa al cuerpo que pide patatas chips. Además, se venden en el mismo formato (tostadas, en bolsa y listas para comer), aunque también las dispensan deshidratadas, en herbolarios, para la elaboración de ensaladas.

7. Té casero… con mucho hielo

No se come, se bebe, pero en los días de verano sienta tan bien que no podía faltar en la lista. “Elaborado en casa, sin azúcar y con edulcorante, pero con mucho hielo”, como recomienda Isabel Artero, directora y fundadora del centro de belleza Cuerpo Libre. Por su alto contenido en cafeína (50 mg por taza) no se han de exceder los 7 vasos por jornada. ¿Pero quién necesita más? Sus variedades blanca y negra se vinculan a beneficios cardiovasculares.

Dejar una opinión