Mi primer podcast

publicado en: Blog | 0

Día_uno_fashionforfitness      El inicio de mi aventura camino a una vida mas saludable, voy a iniciar diciendo que no es nada fácil y es algo que he venido evitando y posponiendo por mucho tiempo ya.

Si quieres seguir paso a paso mi travesía hacia un mejor estilo de vida lo voy a hacer súper fácil para ustedes, subiré en archivos de audio cada tiempito como van dándose las cosas.

 

 

Te invito a que me acompañes ya que voy a necesitar de todo el ánimo y el apoyo para lograrlo… y quizás te animes tu también.

 

Todos miraban a su entrepierna cuando terminó el maratón

publicado en: Blog | 0

Maratonista con el periodo_2

Cuando Kiran Gandhi empezó a menstruar la noche anterior al maratón en que debía participar en Londres, tomó una decisión muy inusual.

Gandhi no consideró abandonar la carrera ni hacerla usando un tampón, como habrían hecho otras mujeres. En cambio decidió tomar una pastilla de Midol para evitar los dolores y “sangrar libremente”.

“Correr 26,2 millas con un fajo de tela de algodón metido entre mis piernas parecía tan absurdo”, escribió en su blog. “Pero luego pensé… Si hay una persona que la sociedad no puede fastidiar, es un corredor de maratón. No se le puede decir a un corredor de maratón que se limpie para dar prioridad a la comodidad de los demás”.

En estas condiciones, la exigencia de limpieza a la mujer le parece a Gandhi una norma vergonzante. La joven de 26 años, graduada de Harvard y ex baterista de la cantante MIA, también compartió fotos de la experiencia en su blog, para llamar la atención sobre la situación de mujeres que no tienen acceso a tampones o almohadillas sanitarias en todo el mundo.

“Mediante el establecimiento de la norma de avergonzarse por el período, las sociedades [que favorecen a los hombres] impiden la posibilidad de unirse a través de una experiencia que el 50% de de la población humana comparte mensualmente”, escribió Gandhi.

Mientras corría, relató la joven, una persona le indicó en voz baja y con cara de disgusto que estaba manchando su ropa con sangre menstrual.

“Las mujeres son enseñadas a no quejarse o hablar de sus propias funciones corporales en sociedad, ya que nadie puede ver que ocurren. Y si usted no puede verlas, es probable que “no sea gran cosa. “¿Por qué esto es un problema importante? Debido a que está sucediendo ahora mismo.”

La joven terminó la carrera –para la cual se preparó durante un año- en cuatro horas, 49 minutos y 11 segundos. “En el maratón, el sexismo puede ser derrotado”, opinó.

Fuente: https://es-us.noticias.yahoo.com

 

El mito de los ocho vasos de agua (que no ayuda a adelgazar)

publicado en: Blog | 0

Puede que lleves más de media vida escuchando lo de ‘hay que beber dos litros (u ocho vasos) de agua al día’. Pues bien, según la Universidad de Harvard esto no es así. La clave está en los fluidos y en comer mejor (sí, frutas y verduras).

Que levante la mano el que sepa cuánta agua hay que beber cada día. Bueno, quizá lo más acertado sería pedir que la levantara el que no lo sepa porque entre esos mandamientos de salud extremadamente extendidos y populares se encuentra, sin duda, el de “beberás (por lo menos) dos litros de agua al día”. Y lo que aquí son dos litros, en Estados Unidos lo prefieren expresar en vasos; ocho diarios, concretamente. Pues bien, según un estudio de la Universidad de Harvard esto realmente no es así. Ojo, tampoco es que sea un mito sino que es una recomendación que hay que analizar.

Lo primero que resalta el estudio de una de las mejores universidades del mundo: esta ingesta de dos litros/ocho vasos de agua diarios no tiene base científica. Lo segundo: idealmente tienen que beberse entre 0’8 litros y 1’4 litros de fluido al día (que equivale a unos seis vasos). Lo tercero: ahí está la clave, en la palabra ‘fluido’; porque el agua no es lo único que hidrata el cuerpo y es justo para estar hidratado –no para adelgazar– para lo que se beben estas cantidades.

No, esos casi dos litros o seis vasos no tienen que ser, obligatoriamente, de agua. También pueden ser de zumos, de sopas frías en verano y caldos calientes en invierno... Y no hay que olvidar que hay más cosas que contienen un índice alto de agua: la lechuga, las espinacas, las frutas, etc.

Ahí entra, claro está, la buena alimentación de cada uno. Habrá quien se asombre al saber que la verdura y la fruta contiene agua y que también ‘computa’ como parte de esa hidratación necesaria diaria. Y habrá quien asienta con la cabeza al leer esto porque refuerza la dieta saludable que lleva.

Este estudio de Harvard también hace deja de manifiesto que los fluidos diarios –ya sea contabilizada en litros o en vasos– no deben beberse de golpe, sino que hay que espaciar sus temas a lo largo de la jornada y en diferentes momentos: trabajando, comiendo, en el gimnasio, en el tiempo de ocio…

Esta precisión en torno a los fluidos que se ingieren adquiere especial importancia en épocas de ola de calor, como la que estamos viviendo de forma continuada este verano. Hay que prestar mucha atención a signos de deshidratación y estos son: mareo, debilidad, taquicardía y orina oscura.

E igualmente serio es desmitificar ‘verdades populares’ como que beber dos litros de agua al día adelgaza o que es una forma segura de filtrar todas las toxinas de los riñones. La clave está, como hemos dicho, en la palabra ‘fluidos’ y en llevar una dieta verdaderamente sana y equilibrada.

Hoy: La época del trasero redondeado

publicado en: Blog | 0

La belleza femenina, ayer y hoy

¿Sueñas con tener el vientre torneado de Shakira o los redondeados glúteos de Beyoncé? Será porque estas estrellas representan los estándares de belleza femenina actuales, tal como los propone la cultura popular. Pero, hace unos años, las mujeres bonitas tenían características súper diferentes. Descubre qué se ha considerado bello en la figura femenina a través de los años.

Las curvas de Beyoncé, hoy son lo máximo. Foto: Getty Images.
Las curvas de Beyoncé, hoy son lo máximo. Foto: Getty Images.

1910: la chica Gibson

Con su cintura pequeñita y su voluminoso cabello recogido, la mujer retratada por el artista Charles Dana Gibson representaba el ideal estético y cultural de la época, que todas las chicas aspiraban a alcanzar, señala el portal de la cadena de televisión pública PBS. ¿Cómo era ella? El portal de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos detalla que era educada, independiente y que le agradaban los deportes.

 

1920: la chica “flapper”

Con el cabello y la falda cortos, las delgadas y poco curvilíneas mujeres “flapper” representaban el estándar de belleza de la época. De acuerdo con el portal especializado en historia americana U.S. History, ellas cinchaban su busto para que pareciera más pequeño, y usaban mucho maquillaje para destacar sus facciones. Sin los corsés de antaño y con prendas oversize, ellas siempre estaban listas para bailar, beber y disfrutar de la vida, asegura el sitio del archivo digital de historia de la Universidad de Génova.

1950: la chica curvilínea

Piensa en Marilyn Monroe: con su figura de reloj de arena, esta mujer de pechos prominentes y cintura pequeña era la belleza encarnada. Por estos años, las curvas eran la moneda corriente, de forma que quienes no las tenían ¡se esforzaban por engordar! En cuanto a su look, las melenas onduladas, siempre perfectamente peinadas, y el estilo pin up, con largos delineados, cejas destacadas y la boca roja, eran los must.

1980: la supermodelo

Atléticas, de largas piernas y súper altas, estas chicas representaban la hermosura femenina. Cindy Crawford y Elle MacPherson, a quien apodaban “El cuerpo”, son perfectos ejemplos de este estereotipo, en el cual los músculos ¡ahora sí estaban permitidos para las chicas!

2000: chica de gimnasio

Con abdominales marcados y curvas leves, estas chicas lideradas por la modelo Gisele Bündchen –a quien la revista Rolling Stone bautizó “la más bella del mundo”–, presumían de su piel bronceada y sus largos cabellos, suavemente ondulados. ¿Recuerdas cómo pasabas tus tardes en esa época? Probablemente, ¡no dejabas pasar un día sin ir al gimnasio!

Hoy: la época del trasero redondeado

¿Qué tienen en común Beyoncé, Nicki Minaj, Kim Kardashian y Jennifer Lopez? Unas pompis bien delineadas. Aunque todavía se aspira a la delgadez, cobra fuerza la corriente que celebra los cuerpos curvilíneos (las modelos plus-size son el claro ejemplo).

 

 

Ideales cambiantes

Queda claro que la belleza ideal es en realidad un estándar fluctuante, influenciado por las tendencias sociales. Afortunadamente, el buen humor y la elegancia ¡nunca pasan de moda!

Fuentes adicionales consultadas: sitio de la organización All Walks Beyond the Catwalk (allwalks.org), sitio Greatist (greatist.com).